Tu local liberal en Madrid

Eventos liberales

Muñeca en la piscina

Imagen de Ruby

Sé que no se puede, pero las fantasías son eso, fantasías. Algunas se cumplen y otras no, pero imaginarlas es excitante.

Estar en la piscina tranquilamente nadando o quizas apoyada en el borde con los ojos cerrados. Y que uno o más chicos vengan sin preguntar ni pedir permiso a tocarme dentro del agua y penetrarme por uno o los dos agujeros. Que me follen mientras yo reposo tranquilamente dejándome hacer. Si son varios, que se vayan turnando o dos a la vez por los dos agujeros. Sin besos y sin oral por mi parte. Y así dejarme follar hasta que me canse y simplemente, me marche.